¿Quedó resuelto el Caso Fefer?

El lunes pasado se dio la lectura de sentencia a uno de los casos más sonados y controversiales de los últimos años: El asesinato de la empresaria judía Miriam Fefer, caso en el cual su hija Eva Bracamonte y su pareja Liliana Castro Manarelli habrían sido las principales sospechosas del asesinato y de contratar al sicario Alejandro Trujillo Ospina para matarla.
Ambas acusadas luego de estar por tres años en la cárcel pasaron al arresto domiciliario para esperar el juicio que por fin les daría la libertad o la condena definitiva.
El primer juicio se vio bastante accidentado ya que una de las acusadas, Eva Bracamonte se desmayó en plena lectura de la sentencia lo que llevó a una convulsión severa con la que terminó en el suelo y la llevaron de emergencia al médico. Debido a este inconveniente la sesión tuvo que ser cancelada.
Muchos medios dijeron que no era la primera vez que a Eva le pasaba esto y que solo era una salida para no saber el resultado del juez, lo cierto es que tuvo que  esperar unos días más. En este fin de semana ambas dijeron que estaban tranquilas esperando la sentencia y que la justicia haga bien su trabajo.
Por unanimidad en el juicio se condenó  por 35 años a Hugo Trujillo Ospina o Alejandro Trujillo Ospina como autor de delito contra la vida, el cuerpo y la salud y también condenar a la hija de la víctima; Eva Lorena Bracamonte Fefer por 30 años como autora del delito. La única que fue absuelta de este caso fue Liliana Castro Manarelli quién no se la encontró culpable del delito.

Antes este fallo del juzgado, diversas opiniones se generaron en torno a esta decisión ya que no se encontraron las pruebas suficientes en contra de Eva por lo cual su padre se pronunció y dijo que ojalá esto haga feliz a Ariel, además que si algo le pasaba a su hija, él culparía al INPE. Por su parte, Ariel Bracamonte dijo tener su alma en paz y agradece a la sala por una condena ejemplar.

Eva Bracamonte vería reducida su condena de 30 años de prisión efectiva gracias al beneficio del 3×1, por lo cual sería puesta en libertad en el año 2019. Los beneficios penitenciarios en nuestro  país de Derecho de ejecución pena datan del 15 de abril de 1969, cuando el Decreto ley Nº 17581, hoy derogado, incluyó dentro del periodo de prueba a los “permisos especiales de salida”, “redención de penas por el trabajo“, “trabajar fuera del establecimiento” en el día y pernoctar en la cárcel (semilibertad), y la “liberación condicional”, pero no utilizó el término de Beneficios Penitenciarios.

Solo queda esperar para ver qué es lo que pasará con la acusada como dicen mucho injustamente está siendo condenada. Y al parecer este caso tiene para rato.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s