La buena familia

A veces los terceros no sobran. Asiri, empresa fundada en el 2007 por las hermanas Ivette Carrión Torres y Carmen Castañeda Torres, tiene como finalidad el “crear estilos de vida saludables para toda persona o institución, de cualquier condición social o credo, elevando su calidad de vida y la de toda su familia”.

Este año, Asiri buscó implementar el desarrollo de la agroecología en una localidad que se dedique a la agricultura, y es en aquella búsqueda que el pueblo de Limán, situado en el distrito de Caral, Barranca, en el norte de Lima, fue el escogido para ser el banco de pruebas de esta nueva práctica que hace uso de productos orgánicos en detrimento de los químicos para sus cultivos.

En un lapso de tres meses, diversos especialistas instruyeron, guiaron y orientaron a la población en este nueva faceta de la agricultura, la agroecología, la cual en un principio era vista como imposible para los agricultores de dicha localidad. La labor conjunta entre San Fernando y Asiri no eran exclusivamente los talleres de siembra, teniendo en cuenta uno de los objetivos de Asiri, contribuyeron a mejorar la nutrición de dicha localidad, además de ayudar al desarrollo personal y económico de muchas de aquellas familias de Limán.

Pasados los tres meses, los resultados quedaron expuestos a la luz de la vista. Sus cultivos de quinua, culantro, lechuga, zanahoria, trigo, cebolla roja, betarraga, rabanito, melocotón y hortalizas resultaron mejores que los trabajados a base de químicos. Todo el esfuerzo valió la pena. El de la población, que tuvo que dejar atrás su línea tradicional para intentar con una nueva y recomendada, y la de las empresas que apostaron fuerte para un mejor desarrollo de Limán y dar a conocer una mejor práctica para la agricultura, mejor para los productores y los destinatarios.

“Para mí particularmente ha sido una experiencia maravillosa experimentar el cultivo agroecológico, muchos pensábamos que eran un mito, pero hemos ido descubriendo paso a paso que sí se puede llevar a cabo estos cultivos, de la manera que sí podemos producir los nuestros”, señala Víctor Huertas, agricultor de dicha localidad. “Hemos ganado algo hermoso porque desconocíamos de la agricultura ecológica, agradecemos bastante al grupo de profesionales que han sabido transmitir sus experiencias y conocimientos”, finaliza Vilma Guardia, radicada en Limán desde hace 30 años.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s